Esta Covid-19 no me gusta un pimiento…

 

Hola a tod@s,

 

Hoy hablando con Maider, Olga, Begoña, Carmela…

No puedo evitarlo chicas, me sacáis la sonrisa. A veces pienso `Elena, cuando llegue el final de Arropame, cuanto bueno me voy a llevar… entre ello, haberos conocido´.

En esta  newsletter, quiero compartir con vosotras algunas de las cosas que me suceden.

Cada día, me cuesta levantarme de la cama un montón. Vaya, que según pongo el pie en el suelo, volvería a meterme entre mis sábanas blancas.

Primera hora de la mañana: a la calle. Tengo que hacer ejercicio. Durante estos 40 minutos diarios, voy manteniendo conversaciones con mi otro yo: “joe, no puedo más, me paro”, “Elena, solo llevas diez minutos” … Esta, es mi lucha hasta que completo la rutina diaria. ¡Bendita sea! Disfruto del sol, del aire, de la lluvia…fuera mascarilla.

Seguido, desayuno. Uno de los momentos buenos. Me pongo de todo: fruta, cereales, frutos secos, periódico, un poco de WhatsApp y otro poco de Instagram.

Lo siguiente: la ducha rápida. Pero eso, no significa que no disfrute de ella. Los jabones, las cremas, los aromas… con ello empieza la recuperación.

La nueva normalidad me ha llevado a resetearme. Mañanas de 10:00 a 14:00 en tele trabajo y  tardes de 16:00h a 20:00h en la boutique Arropame.

Y ahora toca pensar ¿Qué me pongo? Tiempo de tele trabajo.

Cada día tengo que verme diferente, estar cómoda, y al menos un poco favorecida. El insomnio de algunas noches pasa factura.

Os puedo decir que, a pesar de tanto esfuerzo e incertidumbre, estoy animada. Si algo tengo claro, es que me quiero un montón y eso necesita de cuidados y de trabajo.

No caer en el amodorramiento es uno de mis grandes objetivos.

Soy consciente que todo esto que ahora nos sucede, forma parte de la vida, y mañana, como dice el refrán…

Hoy, el objetivo es poner todos los cuidados por mí y por los que me rodean. Esta Covid-19 no me gusta un pimiento. Si algo bueno está sacando de mi ser, es que estoy convirtiendome en una persona mucho más selectiva: busco los lugares donde me siento cuidada.

Quiero seguir disfrutando de mis salidas, de la familia, amigos, de mis tiendas, ir al cine, teatro, viajar…No quiero que desaparezcan esos lugares que me proporcionan buenos momentos.

En definitiva, quiero vivir cada momento poniéndole dosis de emoción y de ilusión a este viaje que es la vida.

 

PD: Atentas a la newsletter del domingo 27 de septiembre. En ella os enseño un espacio para tomar un vino, una copa, comer… un lugar que me encanta.

 

Un abrazo,

Elena

Share your thoughts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies