ArropameBilbaoLeSablierdiptyque

Mi pasatiempo favorito es dejar pasar el tiempo, tener tiempo, tomarme mi tiempo, perder el tiempo, vivir a contratiempoFrançoise Sagan, escritora francesa del siglo XX.

El tiempo, el verdadero lujo de la época en la que vivimos… diptyque nos propone disfrutarlo con los nuevos relojes de arena Le Sablier, que aromatizan gota a gota el espacio que elijamos: la entrada de la casa, un rincón de la sala, el vestidor, una parte de una oficina

Los aromas elegidos: 34, Baies, Roses, Gingembre (los cuatro, ya disponibles en Arropame), Figuier y Fleur d’Oranger (próximamente también en nuestra concept store).

Por qué nos gusta

Con Le Sablier de diptyque disfrutamos con los sentidos.

Con el olfato: su proceso de difusión en frío mantiene todas las notas olfativas de principio a fin, se van propagando gradualmente y su fragancia nos va envolviendo… dan ganas de parar el tiempo.

El sentido de la vista: la forma geométrica y asimétrica de cada envase se combina con los colores naturales de los ingredientes de cada aroma, hace de Le Sablier una pieza de decoración exquisita.

Cómo utilizarlo

Colócalo en ese punto donde puedas disfrutarlo con la mirada y en el que el aire tenga cierto movimiento –una ventana, un ventilador, una chimenea…- para ayudar a difundir su aroma. Su alcance es de unos 3 o 4 metros.

Tan solo dale la vuelta y su fragancia empezará a emanarse en el ambiente. Cada ciclo de Le Sablier de diptyque dura aproximadamente una hora. Con un uso medio de dos ciclos al día tiene una duración media de 3 meses. Una vez terminado, Le Sablier dispone de recargas para poder seguir disfrutando su fragancia.

Para quien es

Para quienes tienen sensibilidad hacia los aromas, más aun cuando se presentan de forma elegante y bella.

Para darnos ese lujo y ese placer, que es apreciar el paso del tiempo acompañado de la fragancia con la que nos identificamos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar