Memento Mori, el origen de M2Malletier

El primero, el icono, el más buscado…

Si miras en los orígenes de M2Malletier, encontrarás a una Melissa y una Marcela enfrascadas en la creación de una pequeña escultura arquitectónica llamada Memento Mori.

El primer bolso del dúo quería inspirarse en el ‘doctor’s bag’, pero consiguieron algo más. Una pieza ‘Day into Night’ de líneas gráficas y puras. Las diseñadoras querían un bolso de estilo portfolio que sirviera para ir a trabajar, con las medidas perfectas para llevar un iPad o una agenda, y tras la jornada laboral poder vestirlo con elegancia en una cena.

Este modelo icono de M2Malletier fue el primero en estrenar el asa metálica que tanto caracteriza a la firma. Inspirándose en instrumentos médicos del medievo, la pareja trabajó seis meses con un ingeniero metálico para encontrar la mejor forma de incorporar el aplique al Memento Mori. Con el tiempo consiguieron el equilibrio ideal entre modernidad y estilo minimalista para un bolso que, de forma sutil, llegaría a marcar tendencia.

Como todo artista, Melissa y Marcela buscaron el nombre apropiado para una pieza que sería un punto de inflexión en sus carreras. Fue en su ‘mood board’, un panel repleto de fotografías, muestras de color y todo lo que les pueda inspirar para crear sus colecciones, donde encontraron la frase que encajaba con el ‘feel’ de la firma: minimalista, pero gótico. Al contrario de lo que profetiza su significado en latín (“Recuerda que morirás”), parece que el Memento Mori ha venido para quedarse.

Melissa Losada y Marcela Vélez, creadoras de M2Malletier.

Share your thoughts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies